Motos

Yamaha XJ 600 N

Imprimir fichaEnviar a un amigo Guardar como favoritoNotificar error Escribir comentario

Probador

Fernando Jiménez.

Web

Canariasenmoto.com

Valoración general

(6 votos)
1 comentarios

Valoración

¡Probamos la Yamaha XJ 600 N!

Por fin se acerca el día del fin de la espera para poder probar esta eficaz moto de media cilindrada de Yamaha y desde que me levanto estoy pensando en las sensaciones que me esperan encima de esta atractiva naked de 600 cc.
Temprano, a las 9,00 horas, no puedo esperar más, llego a las instalaciones del grupo Flick en El Sebadal donde el encargado, Víctor, espera como de costumbre con la moto preparada y en perfecto estado para que “el cliente” pueda probarla. Así da gusto llegar al taller en el que siempre te encuentras como en casa y te colman de atenciones.

 

Esta moto entra por la vista…
Nada más ver esta moto Extreme Yellow te enamora con esa decoración amarillo/negro tipo Yamaha USA, con la que Kenny Roberts Senior nos dio tantos momentos inolvidables. Los acabados son de primera clase, la acertada decoración (incluido el motor y chasis), la limpieza de líneas, el estilizado colín por detrás y el conjunto faro e instrumentación por delante, la imagen ligera, esbelta y compacta junto a una parte ciclo de reducida altura de asiento, hacen de la XJ6 una motocicleta ideal tanto para los que empiezan como para los más expertos usuarios de todas las edades que buscan una moto de cilindrada media, elegante y que pueda enfrentarse a cualquier situación sin ningún problema.

 

Extras…
La unidad probada contaba con los prácticos tacos protectores del motor en caso de caída, que en este caso, al igual que el “necesario” adhesivo protector de depósito, están personalizados específicamente para este modelo y color ambos disponibles en Flick-Moto. Así mismo para esta prueba hemos utilizado una bolsa sobre depósito con imanes de la marca Levior (disponible en Flick-Moto) que nos ha permitido llevar una cámara réflex, cartera, móvil, pañuelos de cuello, libreta y hasta un pequeño traje de agua. Esta solución es ideal para no romper de forma dramática, como haríamos con un baúl,  con la tan conseguida estética de este modelo.

 

En marcha…
La primera sensación al subirte en la moto es que es compacta y ágil. La posición es un tanto sport con las estriberas algo elevadas y el manillar ancho. Pulsación al motor de arranque y ronroneo típico de motor tetracilíndrico. Nada más arrancar sientes un funcionamiento suave y progresivo. El recorrido del cambio “superior” es muy corto y preciso al contrario que la sensación del freno trasero que es demasiado largo y falta de tacto, pero rápidamente te das cuenta de que con la eficacia del par de discos delanteros no echarás en falta el trasero. Aunque los primeros kilómetros suelen ser de acoplamiento, en esta moto ese tiempo se acorta y a los pocos minutos te habitúas de forma casi automática. Parada para repostar y rumbo hacia Agaete para las primeras fotos. Es una carretera llana y recta con tramos de velocidad media y la XJ, con un chasis rígido, neumáticos mas que suficientes, suspensiones sencillas pero eficaces y un motor siempre dispuesto en toda su gama, se comporta de maravilla hasta que en el puente del Juncal (cerca de Agaete) me llevo un susto de muerte, por mi derecha aparecen como salidos de la nada y con un ruido atronador una pareja de cazas F-18 en vuelo muy bajo que logran que mi corazón suba de vueltas más rápido que el de la XJ.

 

Comienza la diversión…
Tras la parada para un café en Agaete afronto la subida a la cumbre por Montaña Alta, Fontanales y la caldera de Los Pinos de Gáldar. Sí, ya lo sé, la carretera es ideal para probar esta moto: curvas cerradas y abiertas, asfalto impecable, paisaje embriagador y además en un martes cualquiera sin apenas tráfico. Nada más salir de Guía la moto pide subir de vueltas y, sin superar los límites de velocidad ni infringir las normas de circulación, cambiar el chip de conducción. Las primeras curvas las afrontas con dudas de que marcha es la más adecuada pero pronto descubres que da igual, sale bien en cualquiera, el molinillo, perdón, el motor es una maravilla. La moto es ágil, ligera, precisa y divertida, muy divertida, los casi 80 CV dan mucho de sí... Sin apenas darme cuenta he llegado hasta la cumbre, cerca de 1.900 metros de altitud, donde tengo uno de los “tramos test” que siempre hago a las motos. Hay un gran abultamiento en plena curva, hay zonas con peralte cambiado, zonas húmedas y tramos con firma deslizante y de todas estas pruebas sale triunfante la XJ. El único punto a corregir que he notado en esta prueba, aparte del tacto del freno trasero, es cierta “rumorosidad” en el tren delantero que podría tener su origen en el dibujo del pegajoso Bridgestone Battlax BT-021.

 

Tras una parada obligada en el parador de la Cruz de Tejeda donde siempre hay algún motero, en este caso motera, que me pregunta sobre la moto, cómo va, cuánto cuesta, donde narices está oculto el escape, etc. Tras el café decidimos bajar juntos hasta San Mateo, ella conduce una CBF600 y me coloco detrás de ella para tener una mejor “perspectiva”. El motor, no me canso de repetirlo es una maravilla, puedes bajar en varias marchas sin problema porque el rango aprovechable es increíblemente grande. El sonido del escape, al igual que su ubicación, es muy discreto y descendiendo de la cumbre a ritmo tranquilo disfrutas del entorno hasta que ¡cuidado! están asfaltando por tramos la carretera cerca de San Mateo y el firme tiene aún ese brillo traicionero que te hace ir con pies de plomo.

 

En la ciudad…
Tras haberle hecho cerca de 200 kilómetros el acoplamiento con la moto es completo y el tránsito por las atestadas calles es una delicia. La dirección, con el manillar ancho y plano, es ligera pero precisa y con una gran manejabilidad y la altura del asiento ayuda cada vez que has de parar. Lo reducido de las dimensiones de esta compacta naked son ideales para moverse por ciudad y poder aparcarla sin los problemas que a veces tienen las motos más grandes, solo se puede echar en falta un caballete central. La posición de conducción ayuda ha hacer de cualquier recorrido en ciudad un paseo de placer. Es una moto práctica que además es muy poco glotona con la gasolina, la media de la prueba ha sido de algo menos de 5 Litros /100Kms.

 

Conclusiones…
La Yamaha XJ 600 N es una auténtica moto para todo, creada para que su usuario se sienta como en casa en ciudad, carretera de curvas o autopista. Esta naked de cilindrada media, polivalente, con un excelente motor y una relación calidad precio excelente, se convierte en una más que digna heredera de su familia, la Yamaha XJ. Con su contundente, pero controlable entrega de potencia, esta atractiva nueva 600 cc es una auténtica moto para todo y para todos. Su ligera, esbelta y compacta parte ciclo ofrece una reducida altura de asiento, haciendo de la XJ6 una motocicleta ideal tanto para los que empiezan como para los más expertos usuarios de todas las edades que buscan una moto de cilindrada media, elegante y que pueda enfrentarse a cualquier situación.


Gama de Colores
- Cloudy White
- Extreme Yellow (Prueba)
- Midnight Black


Precios: XJ y XJ Diversion
(Precios ya matriculados - llave en mano)

 XJ-600 N -  NEGRO,BLANCO,AMARILLO -         6.549,00 € 
 XJ-600N ABS -  NEGRO,BLANCO,AMARILLO -         7.349,00 € 
 XJ-600 S -  AZUL,GRIS OSC,BURDEOS -         7.049,00 € 
 XJ-600S  ABS -  AZUL,GRIS OSC,BURDEOS -         7.849,00 €
 


Prueba gentileza de Flick-Moto (Grupo Flick)
Concesionario Oficial de Yamaha para Canarias.

Multimedia


1 Comentario

Necesitas iniciar sesión para poder comentar. regístrate gratis aquí si todavía no eres miembro de motos.es.

  • Fecha
  • Opiniones
  • Relevancia
  • Valore esta opinión
  • 16:03
    2010/06/09
    Por

    Esta moto me va de lujo..

    Buena (0)
    Mala (0)