Motos

Kawasaki Versys 2010

Imprimir fichaEnviar a un amigo Guardar como favoritoNotificar error Escribir comentario

Probador

Fernando Jiménez.

Web

Canariasenmoto.com

Valoración general

(7 votos)
1 comentarios

Valoración

¡Probamos la Kawasaki Versys 2010!

En los tiempos que corren las marcas no pueden dormirse y han de renovar sus modelos de forma continua y Kawasaki lo tiene muy claro… En esta renovación de la Versys, que nació en el “lejano” 2006, se ha tratado de mejorar algunos aspectos de una moto que ha mantenido una buena cuota de ventas en su sector de mercado.
 
Se han mantenido las cualidades más positivas  como son su polivalencia en cualquier situación, su facilidad de manejo, la suavidad del motor…  pero se han mejorado otros apartados como el frontal, ahora con dos ópticas superpuestas que le dan un aspecto mucho más moderno, la protección aerodinámica y un renovado conjunto de suspensiones, todo ello manteniendo la buena relación calidad/precio que ha siempre fue uno de los puntos fuertes de esta polivalente moto.
 
Sentir la moto…
Para la prueba recogemos la moto en las instalaciones de Salón Mercurio (Millar Bajo) a última hora de la tarde lo que nos impide, por la oscuridad de la noche, apreciar los detalles de la moto pero esta situación inesperada nos permite centrar más nuestros sentidos en las sensaciones sobre la moto. Nada más subirte en la Versys aprecias algunas de sus características: posición natural de conducción (aunque el manillar, para mi gusto, está demasiado inclinado hacia delante lo que hace que las puntas queden hacia arriba), espacio para “incrustar las piernas dentro de la moto”, el depósito es grande y el asiento es dos tallas más alto que la mía (835mm), de hecho para subir a la moto tuve que levantar la pierna derecha más de lo que la prudencia recomienda.
 
Una vez en marcha lo que era un obstáculo se convierte en una ventaja; la posición de la moto y su agilidad suponen un privilegio entre el denso tráfico urbano. El cuadro de instrumentos es de fácil lectura y el fondo blanco del tacómetro queda precioso iluminado por la noche. Si hay algo que se echa en falta en este cuadro de instrumentos es un indicador de marcha engranada, más que nada por curiosidad porque la Versys tiene un motor que te sacará sin problemas de cualquier situación independientemente de la marcha engranada. En los primeros kilómetros que recorres con esta Kawa quedas prendado de la suavidad y entrega de par de su bicilíndrico paralelo de 650 c.c. y tiene una potencia “suficiente” para rodar sin dificultad a un ritmo rápido (más de lo que las normas permiten). El sonido que te acompaña con la Versys no está acorde con este tipo de moto… es muchísimo mejor.

 ¿Circulando por el paraíso?
Para la prueba más larga (300 kms.) elegimos varias carreteras del norte y centro de la isla de Gran Canaria, todas ellas con algo en común; un asfalto en excelente estado y unos frondosos márgenes debido a las últimas lluvias caídas en nuestra tierra que, en estas condiciones, se asemeja a lo que ¿será? el paraíso…

Iniciamos la subida desde Sta. María de Guía a Montaña Alta en una mañana con muy poco tráfico y que cuenta con curvas amplias y de gran visibilidad combinadas con otras cerradas mucho más técnicas y además en la zona abundan las pistas donde hacer una pequeña incursión con la “versátil” Versys…
 
El motor se muestra siempre dispuesto, con buenos bajos y muy aprovechable en toda la gama lo que hace que salgas disparado de las curvas independientemente de la “velocidad” que tengas engranada, lo que combinado con la facilidad de manejo y suavidad de todo el conjunto te permiten ir a ritmo alegre de manera muy sencilla.

En zonas reviradas el equilibrio del conjunto es perfecto y carácter no le falta. Gracias a la palanca que haces con el manillar los cambios de dirección son muy rápidos y seguros. La horquilla invertida hace un trabajo tan perfecto que deja en evidencia al amortiguador trasero que es más discreto pero, también, eficaz. El conjunto absorbe sin dificultad cualquier irregularidad del terreno y el equilibrio del conjunto es acertado. En cuanto a los frenos he de decir lo mismo, el tren delantero está por encima, en cuanto a prestaciones y dosificación, que el trasero, si bien es cierto que a no ser que vayas acompañado o por tierra, no lo apreciarás realmente.

Hablando de tierra, hicimos una pequeña incursión por una pista de tierra pero desistimos debido a que la mezcla de neumáticos 100% de asfalto y la hierba que brota a raudales por todas partes no hacía aconsejable, pero por cualidades dinámicas y debidamente equipada con unos neumáticos adecuados, esta Versys debe desenvolverse como pez en el agua en este tipo de pistas… Otra vez será.

Seguimos haciendo kilómetros por asfalto sin ningún esfuerzo; el asiento es cómodo, las piernas quedan muy bien colocadas y además no hay prácticamente vibraciones… El motor se encuentra más a gusto girando entre 4.000 y 7.000 vueltas y, si bien puede estirar hasta las 11.000, no es necesario en ningún caso. El cambio de marchas, en la unidad de pruebas debido, seguro, a la falta de rodaje, estaba muy duro lo que no te permitía cambiar “insinuando” la marcha, había que apretar de verdad la palanca.

Dejamos atrás las carreteras reviradas y sorprende lo estable de la Versys en autovía. Sus cualidades ruteras “sólo” quedan mermadas por su escasa protección aerodinámica. Las recuperaciones al adelantar son rapidísimas y el motor reacciona de manera ejemplar ante cualquier imprevisto.

En ciudad, la altura es una ventaja ya que pasas entre los coches con gran visibilidad y el manillar pasa por encima de los espejos de casi todos los coches. Su suave comportamiento y su agilidad se adaptan muy bien las necesidades diarias.

Otro punto a favor de la Kawasaki Versys 2010 es su contenido consumo. En la prueba no ha pasado de 5 litros/100 kms. Y con el depósito de 19 litros se pueden recorrer sin repostar unos 400 kilómetros.

Cuando termino la prueba, “me entero” que el sillón es regulable en tres posiciones y se puede bajar… me hubiera podido ahorrar algún estiramiento excesivo para mi edad…

Subjetivamente mejoraría:
Cambio.- Seguro que es sólo un problema de ajuste o de falta de rodaje de esta unidad pero es demasiado duro y resta cualidades al resto del conjunto.
Posición del manillar.- Para mi gusto está mal colocado: demasiado inclinado hacia delante y las manos quedan en una posición poco natural. (Se puede ajustar al gusto)
Freno trasero.- No está a la altura del par de discos delanteros. La falta tacto.

En resumen, la Versys es una “pseudotrail” porque de trail sólo le quedan las formas, pero es una moto buena para todo y muy práctica: poco mantenimiento, ajustado consumo, precio contenido… y que además, donde se siente mas a gusto es en carreteras reviradas de montaña y de esas, en Canarias, tenemos para dar y regalar… estará en “su salsa”.
 

Los colores disponibles  para 2010 son: Verde, Azul y Negro (Unidad probada)

P.V.P. Salón Mercurio (Tarifa Marzo 2010):
Kawasaki Versys 2010            7.470 euros
Kawasaki Versys 2010 ABS     7.970 euros


Unidad cedida para la prueba por Salón Mercurio (Concesionario Oficial Kawasaki para Las Palmas).
 

Multimedia


1 Comentario

Necesitas iniciar sesión para poder comentar. regístrate gratis aquí si todavía no eres miembro de motos.es.

  • Fecha
  • Opiniones
  • Relevancia
  • Valore esta opinión
  • 01:36
    2010/05/20
    Por ajmartinez

    Me parece una exelente he imponente moto,,, me gustaria saber cual conviene mas para todo tipo de terreno y mas economica entre: aprilia 650 pegoso, la bmw650y esta la versys 650

    Buena (1)
    Mala (0)