Motos

Triumph Street Triple

Imprimir fichaEnviar a un amigo Guardar como favoritoNotificar error Escribir comentario

Probador

Fernando Jiménez.

Web

Canariasenmoto.com

Valoración general

(2 votos)
0 comentarios

Valoración

¡Probamos la Triumph Street Triple!

El aspecto de la Street Triple es impresionante y atractivo. Hereda de su hermana la Daytona la parte ciclo y muchos de sus componentes lo que nos da una idea de las cualidades dinámicas de esta potente naked tricilíndrica de 106 CV (la unidad probada es la versión más potente, recientemente Triumph ha homologado para el mercado español una versión de 95 CV para poderla limitar para permiso A2)

 

Conociéndonos…
El primer contacto con la Street Triple supone descubrir una moto distinta; es pequeña, compacta y musculosa… En el frontal lo más peculiar de esta tricilíndica inglesa es el par de faros redondos que parecen estar “fuera de conjunto” pero son su “seña de identidad” y a la vez consiguen hacer de ésta una moto con más personalidad… En la parte trasera, los escapes laterales bajo el colín que dan a la parte trasera un aspecto poderoso.

El conjunto manillar, asiento y estriberas confieren a esta naked una postura cómoda en la que rápidamente te sientes integrado. Los pequeños espejos dan una buena visión de los que sucede detrás de ti. Las estriberas no tienen ninguna parte de goma y están ancladas directamente al chasis sin silent-blocs lo que quiere decir que Triumph confía en la suavidad sin vibraciones de su tricilíndrico de 675 c.c.

Las suspensiones son las heredadas de la Daytona pero más sencillas. El aspecto de la horquilla invertida es impresionante. Delante un par de discos y detrás uno sencillo. En cuanto a neumáticos  la unidad de pruebas viene “calzada” con unos Bridgestone Battlax BT-016 (120/180)… Es decir, que tenemos todo lo necesario para disfrutar sobre esta naked media que tanta expectación ha despertado.

 

Tenía que ser precisamente hoy…
Nada más salir del concesionario Valsebike en Telde unas cuantas nubes nos persiguen hacia la zona de Vecindario y Santa Lucía… Es una pena porque con una moto que aún no conoces y con el suelo mojado es difícil tener sensaciones válidas, no obstante una coso si hay que destacar, el tacto del acelerador y la precisión sobre suelo húmedo es muy buena… Veremos a ver que pasa en seco.

Decidimos poner rumbo al norte de la isla para buscar mejor tiempo pero hoy precisamente los fuertes vientos del sur desplazan sin dirección fija las masas de nubes y parece que éstas nos persiguen. En estos kilómetros sobre la Street sientes que la postura de conducción es cómoda, con una posición erguida y los brazos abiertos sin forzar. El asiento es amplio y cómodo.

Llegamos a la zona de Agaete y, sorpresa, una nube negra amenaza con empaparnos pero finalmente conseguimos esquivarla subiendo por Montaña Alta, Santa Cristina, Moya y Fontanales. Esta ha sido el tramo donde, por fin, hemos podido extraer conclusiones de cómo va realmente esta Triumph… El motor tiene un carácter bastante radical pero el chasis y la parte ciclo están a su altura y lo aguantan de forma ejemplar. En las trazadas por las curvas, independientemente del radio de éstas, la Triple parece ir sobre raíles… Ni en las enérgicas frenadas ni saliendo abriendo el  gas de forma abrupta hacemos que la trasera pierda la compostura… Es una moto noble que le pone fáciles las cosas al piloto, además tiene distintos caracteres dependiendo de las revoluciones del motor; hasta unas 6.500 rpm se comporta con increíble suavidad pero a partir de ahí sale la bestia que lleva dentro…

Una de los aspectos más conseguidos en la Street Triple es su bajo peso (declara 167 kg) lo que unido a la contundencia de su motor y la considerable cifra de par motor hacen que la moto responda de forma inmediata a las órdenes del mando del gas. Pero no todo es potencia, en una moto son muchas las sensaciones que te hacen decidirte por una u otra moto y para los “melómanos” decir que la música, perdón el sonido, que emana del par de silencioso traseros en las retenciones es difícilmente superable.

Tampoco es que pudiésemos exprimir la moto todo lo que nos hubiera gustado su motor de tres cilindros en línea y 675 centímetros cúbicos debido a que esta unidad estaba en pleno rodaje y no queríamos maltratar esta belleza… (de hecho los leds azules –programables- que indican que hay que cambiar de marcha no pararon de advertirnos en toda la prueba).

En ciudad es una moto que se mueve con soltura, si bien le penaliza el escaso ángulo de giro… Seguro que las concesiones al diseño del par de faros tienen mucho que ver en este aspecto de la moto.

En carretera abierta o autopista, ya se sabe lo que nos espera de una naked por lo que más vale ir pertrechado con un casco aerodinámico y bien estanco, si no es así nuestro cuello y oídos se resentirán. Para la prueba usamos uno que se adaptaba perfectamente a estas condiciones, el Shark Evoline Serie 2. El acompañante no encontrará las típicas asas ni ningún otro lujo, es más, la filosofía de esta Steet Triple no se pensó para llevar pasajero, su objetivo es divertir al piloto y eso, lo consigue con creces.

Después de casi 300 kilómetros pos carreteras típicas de las islas, es decir, muy reviradas, la única sensación negativa sobre la moto es que había llegado el momento de devolver la moto… Una pena porque esta es una de esas motos a la que te acoplas rápidamente en una auténtica simbiosis de placer.

La unidad cedida para esta prueba tenía montados dos accesorios que le dan a la moto un aspecto mucho más agresivo y que merece la pena adquirir:

  • Cúpula (color moto)  184,59 €
  • Quilla (color moto)    221,52 €

Subjetivamente mejoraría…
El ángulo de giro que hace perder cualidades de la Street Triple en ciudad.
El diseño del caballete lateral para facilitar su accionamiento desde encima de la moto.

La imagen de esta tricilíndrica inglesa nos sugiere sensaciones diferentes que se confirman rodando con ella. Es una moto polivalente con la que disfrutarás de una merecida exclusibidad.

Los ingleses siempre ha querido “ser diferentes” y con el concepto Street Triple, en la que mezclando los ingredientes adecuados, los ingenieros de Triumph, han conseguido hacer la “receta perfecta”.

 

Precio Valsebike (Tarifa Abril de 2010)
Street Triple 95 cv.     7.195 €
Street Triple 106 cv.   7.695 €
Street Triple R           8.695 €

 

Unidad de prueba cedida por Valsebike (Concesionario Oficial de Triumph para Las Palmas)

 

Casco utilizado en la prueba (Gentileza de Motard-Class)
Shark Evoline Serie 2      

Textos: Fernando Jiménez
Fotos:   Hacomar López

Multimedia


0 Comentarios

Necesitas iniciar sesión para poder comentar. regístrate gratis aquí si todavía no eres miembro de motos.es.

  • Fecha
  • Opiniones
  • Relevancia
  • Valore esta opinión